Grupo ocas Toulouse con babero

Las ocas de Toulouse con babero

Las ocas de Toulouse con babero, también llamadas industriales, son una de las tres clases de oca de esta especie con las que nos podemos encontrar y que de hecho ya se nombraron y compararon junto con sus dos otras congéneres, las Toulouse sin babero y la Toulose de exposición.

Si tuviesemos que elegir a la madre de esta especies la oca con babero sin duda es la protagonista. De ella salen las otras dos. es por tanto la más antigua y de la que tarten las otras dos.

Orígen geográfico de la oca de Toulouse con babero

Al igual que la sin babero, procede de la oca silvestre anser anser, criada y desarrollada en la zona Sur Oeste de Francia. Toulouse es la ciudad francesa que por la próximidad con los centros de cría les da el nombre. conocida en Francia como la oca de Toulouse industrial.

Cede su protagonismo a las ocas sin babero, dado que tiene mucho más peso que ellas, y menos capacidad de producción, tanto de puesta como para la extracción del foie gras, sin olvidar que su pesadez y rusticidad, la hacen difícilmente manejable para el embocado. 

La evolución de la oca de Toulouse con babero

A consecuencia de las primeras exportaciones a Inglaterra y los Estados Unidos, que se realizaban a través del puerto de Marsella, a  las ocas de Toulouse con babero se las conocía como las ocas de Marsella, puerto desde el cual embarcaban. 

 

Fueron los criadores ingleses y norteamericanos,quienes después de varios cruces, los responsables de incrementar el tamaño de las ocas de Toulouse así como destacar alguna de sus otras características. Llegando incluso a conseguir un ejemplar de 15,5 kilos, galardonado en la feria de Londres. No quedándose ahí sino que llegaron a alcanzar piezas de 23,5 kilos. eso ocurría en la Inglaterra victoriana, pero dada su poca transformación y su alto grado de patriotismo, hay que recordar que era una oca francesa, su interés fue decayendo, quedando actualmente muy pocos criadores en el país.

En la actualidad Holanda, Belgica y Alemania con algúin productor del noreste francés son los que dominan el mercado de las ocas de Toulouse con babero. 

Por lo que respecta a su longevidad, se conocen casos documentados que realmente asombran, 101 años en una oca en EEUU, con 85 otra oca tuvo una puesta de tres huevos fecundados.

Oca con babero

Características de la oca de Toulouse con babero

En nuestro trabajo sobre las ocas de Toulouse,clases y características, quedaron reflejados la mayorçia de características de esta clase en el cuadro comparativo.

Aparentemente son animales muy pesados y  pudiera parecer que tienen dificultades para desplazarse, nada más lejos de la realidad.  Esa apariencia les viene dada por sus enorme quilla y sus dobles bolsas ventrales, que llegan a tocar al suelo. 

No son demasiado activas, por el contrario son tranquilas sin ninguna señal de agresividad, ideales para pequeños entornos.  

Aspecto general

Geometricamente hablando la altura de su tronco debe de ser igual a su anchura.

Peso de la oca de Toulouse con babero

Durante muchos años, la oca de Toulouse con babero, estuvo considerada como la más voluminosa de entre todas. Sin embargo a raiz de la aprición de la clase para exposición quedó en segundo plano.

Sin embargo sigue siendo una oca voluminosa y pesada

  • Machos                                          10 – 12 kilos
  • Hembras                                          8 – 10

Habiendose registrado ejemplares de más de 25 kilos. 

Cabeza

Geometricamente hablando la altura de su tronco debe de ser igual a su anchura.

Babero

Bien desarrollado, que debe colgar recto sobre la quilla y separada de la doble papada. Puede ocurrir que en caso de estrés reduzca  su tamaño, aunque de forma pasajera

Pico

Alto, fuerte, corto y ancho de color naranja rosado. Desestimar en ejemplares de más de un año las puntas de pico rnegras, es un detalle de no pureza.

Cabeza oca Toulouse con babero

Ojos en la oca de Toulouse con babero

Los ojos son de un color marrón oscuro, ribeteados con un color naranja.Algunos criadores manifiestan que el color de los ojos va cambiando con la edad, volviendose de un tono azulado.

Quilla de la oca de Toulouse con babero

Se empieza a manifestar en los buenos ejemplares a los 5 meses es muy prominente lleganro hasta el nivel de las patas.

Papada de la oca de Toulouse con babero

Una tercera parte de esta doble papada se encuentra antes de las patas

Las plumas de la oca de Toulouse con babero

Su plumaje es abundante y muy espeso. 

  • La cabeza, detrás del cuello, espalda, alas y la cola son de un color gris oscuro. Cada una de las plumas ribeteadas con un blanco grisáceo.
  • La parte delantera del cuello, el pecho y los muslos son de un tono gris más claro.
  • La parte trasera es blanca

Espalda de la oca de Toulouse con babero

Su espalda no tiene que ser demasiago larga, pero si ancha, y de porte horizontal.

La cola de la oca de Toulouse

Si bien su colo horizontal no difiere de las oreas dos especies, hay que prestar  atención a la linea que desciende por debajo de la cola hasta la punta de la doble papada y que tiene que ser totalmente vertical.

En cualquiera de los tres tipos de oca de Toulouse, es un defecto grave si la cola es

  • Muy larga
  • Si no cumple con el que sea una prolongación de la espalda.
  •  Cola levantada 
  • Cola colgante

Las alas de la oca de Toulouse con babero

La posición de las alas es recta, no demasiado largas, bastante altas y completamente adosadas al cuerpo. Es habitual encontrar en exposiciones, ejemplares en los cuales las alas se cruzan al final de la espalda.

Todo y que esta característica es considerada un defecto grave, hay que tener en cuenta que en ocasiones, esa posición es debida a una sobrexcitación o estrés de la oca. 

La alimentación de la oca de Toulouse con babero

Hay que tener precución al alimentar a las ocas de cierto peso como es el caso. El problema es que engordan demasiado.

El problema fundamental con un exceso de peso, es la fertilidad y producción de huevos. Se suelen poner a dieta dos meses antes de la temporada de la fecundación. Deteriorándose el aspecto del ave a consecuencia del adelgazamiento de su quilla.

Crecimiento y reproducción

El crecimiento de la oca de Toulouse con babero, es muy lento alcanzando su pleno desarrollo a los dos años. Incluso llegando a manifestar todas sus cualidades a los tres años.

En los ejemplares cuyo crecimiento es el adecuado, la formación de la quilla empieza a formarse a partir de las seis semanas y con los cinco meses su desarrollo es evidente. Si a los nueve meses no se ha observado ese desarrollo, ya no suele crecer más. Y ese es un síntoma que se utiliza para descartar como reproductores a los individuos que no lo han conseguido.

El que no se haya conseguido alcanzar el desarrollo perfecto de la quilla no significa en absoluto que haya que poner en cuestión la pureza de la raza. Lo que nos dice es que no se debe utilizar en la reproducción. 

Se suele tomar como indicador de la pureza de la raza el porcentaje de pollos que alcanzan esa quilla a los nueve meses, situandolo sobre el 80 %. En caso de que la proporción sea menor del 50% hay serias dudas sobre la pureza de la raza del progenitor.

5 comentarios en “Las ocas de Toulouse con babero”

Deja un comentario