Incubadora de huevos y el volteo

Si la temperatura, decíamos que era un factor importante, no podemos desestimar lo que significa una incubadora de huevos y el volteo.

Incubadora de huevos y el volteo: contenido

El volteo es una acción simple pero totalmente indispensable para que las crías nazcan en perfectas condiciones. Si con la TºC, un exceso o defecto de calor puede producir malformaciones y la muerte, con el volteo puede ocurrir otro tanto. O cuando menos una disminución importante de nacimientos aunque con serias deformaciones.

Factores que influyen en un volteo correcto

Por lo tanto podemos asegurar que la técnica del volteo en las incubadoras de huevos permite entre otras:

La frecuencia con la que se debe realizar el volteo no debe ser máxima a dos horas, es decir 12 veces al día.

El ángulo, no tiene que ser muy agudo entre 40 y 50 º.

La suavidad, dada la fragilidad de los vasos sanguíneos, es indispensable un movimiento suave.

Por qué es importante el volteo en los huevos

Favorece el desarrollo correcto del embrión, al evitar que se adhiera a las paredes.

Evitar la alta tasa de mortalidad. Si no se voltean desde el primer momento hasta transcurridos quince días, en los que el pollito ya está formado.

Con el volteo en una incubadora de huevos, se favorece la buena circulación del aire.

Verificaciones en la incubadora de huevos y el volteo

Observar el primer ciclo completo de volteo, donde observaremos :

  1. Angulo
  2. Suavidad

Tanto en un sentido como en el otro.

Realizar la verificación en horas alternas y manteniendo siempre el mismo tiempo de control.

Anotar las verificaciones en una hoja donde quedarán registrados:

  • Día y hora
  • Tiempo empleado
  • Sentido del giro
  • TºC,
  • % humedad
  • Incidencias si las hubiera.

Accesorios para el volteo en incubadoras

El volteo de los huevos en la incubadora no es el adecuado

Entre otras consideraciones, hay síntomas que nos harán ver si la incubadora de huevos y el volteo actúan o no adecuadamente:

  • Polluelos que saldrán untados y pegajosos, al no ser absorbida la albúmina.
  • Posiciones defectuosas
  • Mortalidad temprana y tardía

Giro manual en incubadoras sin volteo automático

En el supuesto de que la incubadora de huevos careciera de volteador automático, o si lo tuviese pero no funcionara, conviene actuar con tranquilidad y diligencia.

Lo primero que debemos de hacer es mantener una higiene escrupulosa. Cabe recordar que la cáscara de los huevos es porosa y por lo tanto capaz de que se puedan colar bacterias hacia su interior.

No podemos saltarnos ningún volteo, al menos tienen que ser entre 6 y 8 veces al día, hasta el número 18. Los tres últimos días los necesita el polluelo para colocarse y tomar la posición adecuada. Un poco contradictorio con la incubadora de huevos y el volteo donde requerimos cada dos horas. Simplemente es por una cuestión de comodidad. Lo ideal es lo anteriormente mencionado.

Marcaremos con una señal clara cada uno de ellos con lo cual sabremos los que hemos ido volteando. Con ella veremos que el ángulo es el adecuado.

No olvidar que el movimiento tiene que ser suave.

Recomendamos que el lugar donde esté ubicada la incubadora sea tranquilo, sin corrientes de aire y con temperatura sin grandes oscilaciones. Todo ello entre otras razones porque para realizar los volteos en la incubadora de huevos tenemos que liberarla de la tapa y los huevos quedan al descubierto. La operación tiene que ser rápida y precisa.

Almacenamiento de los huevos antes de incubación

En la mayoria de las ocasiones, los aficionados a las aves de corral no disponemos de grandes cantidades de huevos para incubar y necesitamos esperar unos días hasta tener un cupo más o menos grande.

Si no queremos incubar de uno en uno mezclando los huevos, con lo que hay que ser muy ordenado y por otra parte al día 18 nos encontraremos con diferentes requerimientos en cuanto a las condiciones de temperatura de incubación y su humedad.

Por ello si necesitamos almacenarlos conviene saber que es mejor colocarlos con la parte ancha del huevo hacia abajo. Con ello conseguimos :

  • Prevenir la deshidratación.
  • Evitar que el embrión se adhiera a la membrana interna de la cáscara
  • Aumentar el contacto del embrión con nutrientes
  • Mientras dure el almacenamiento deben realizarse movimientos de volteo, al menos 4 veces al día en giros de 90º.

El almacenamiento no es recomendable que supere los 5 o 6 días, ya que de hacerlo aumentan los riesgos de mortalidad y de crecimiento deficientes.

Sirva como orientación el cuadro siguiente donde se reflejan las condiciones ambientales en función de los días de conservación.

                    Días                    TºC    %Humedad

                   1 a 3                 17 – 20         70 – 75

                   4 a 7                 14 – 17         75 – 80

                  8 a 14               11 – 14          80 – 85

Antes de cargar la incubadora de huevos y voltear, conviene :

  • Precalentar  a  20ºC 
  • Humedad al 80%

Deja un comentario