Incubadora de huevos y la ventilación

La incubadora de huevos y ventilación entran en juego en la fase más decisiva, indispensable para cuando los embriones están en la última fase de su desarrollo. En ese periodo asegurar una buena homogeneización tanto del calor como de la humedad, es fundamental. Por otra parte y dado que el consumo de oxigeno se ve incrementado por las necesidades del embrión, conviene renovar el aire para aportar nuevo oxigeno y eliminar el dióxido de carbono.

Incubadora de huevos y la ventilación: contenido

Como hemos comentado anteriormente, el embrión se va desarrollando y cada vez requiere de más oxigeno para que su crecimiento sea lo más saludable posible. La renovación del aire permite la eliminación de aire viciado y la incorporación de aire fresco.

De todos es sabido que la cáscara de los huevos está formada por un material poroso, a través del cual respiran los embriones y van a su vez eliminando el agua. De ahí la importancia que la ventilación en las incubadoras de huevos sean buenas.

Durante el periodo de incubación se produce un intercambio de gases constante, a través de la cáscara. Del interior hacia el exterior el Dióxido de Carbono, CO2, y a la inversa del exterior hacia el interior, el Oxigeno, O2. Este último es el gas que permite el desarrollo de toda la estructura metabólica de las células embrionarias, hasta la consecución definitiva del organismo.

Sin embargo la concentración de CO2, en el interior del huevo, es la que permite que ese intercambio se realice. 

La ventilación de las incubadoras de huevos, elimina el exceso de CO2, que se ha generado con el fenómeno de la transpiración.

Sin embargo parece ser que en recientes estudios se ha podido comprobar que esa concentración en el huevo de Dióxido de Carbono, hasta 15000 ppm, puede favorecer el desarrollo del embrión, al menos durante los 10 primeros días de la incubación del huevo. Cabe señalar que las concentraciones de CO2, en las diferentes etapas de la formación embrionaria están situadas entre 400 y 5000 ppm.

Cambios en los criterios sobre la incubadora de huevos y ventilación

De lo anteriormente expuesto se puede llegar a deducir que los criterios sobre las incubadora de huevos y ventilación, han cambiado. No queremos llegar a este extremo, dado que se trata de estudios. Pero parece que de confirmarse esa sobre exposición al CO2 durante ese periodo inicial, no solo favorecería al desarrollo inicial del embrión, sino que posteriormente se traduciría en un mejor desenvolvimiento en los embriones mal posicionados y consecuentemente en un mayor número de nacimientos. Y no todo se queda ahí sino que también experimentaron un mejor desarrollo en el crecimiento aquellos polluelos cuyo embrión fue sometido a ese incremento de la concentración de Dióxido de Carbono.

La falta de Oxigeno, obliga a un desarrollo más precoz de la membrana corioalantoidea. Esta membrana junto a la vasculosa,  permiten la difusión del Oxigeno, Bióxido de Carbono y el vapor de agua, entre la sangre del embrión y el medio ambiente. Ello es debido a que la presión externa del cascarón a causa del CO2, influye en la falta de oxigeno, provocando un desarrollo más acelerado de la membrana corio.

Consecuentemente algunos órganos del embrión se desarrollan con mayor rapidez y la eclosión se produce antes. Por lo que no es incongruente pensar en la importante relación existente entre la incubadora de huevos y ventilación.

El hecho de que los polluelos picoteen para poder romper el cascarón, está motivado por el incremento de CO2 que se produce en el interior del huevo. Dado su tamaño agotan rápidamente las reservas de aire y se ven forzados a buscar una salida.

Tipos de ventilación para incubadora de huevos

incubadora de huevos ventilador
Ventilador 220 V

Tal y como hemos venido explicando, las incubadoras de huevos y  ventilación son determinantes para una buena consecución de los objetivos, una buena pollada que crezca sana y no tenga contratiempo alguno. Y como hemos podido comprobar, la ventilación en la incubadora, juega un papel importante.

Como aficionados a la avicultura doméstica disponemos de dos posibilidades por lo que al tipo de ventilación en la incubadora se refiere:

1. Provocada por ventiladores

2. Por convección

Ventiladores en una incubadora de huevos

Al movimiento de aire provocado en cualquier recinto sea o no incubadora de huevos, se le llama ventilación forzada. Siempre se consigue con medios mecánicos eléctricos o no.

Normalmente ese movimiento se produce con los aparatos denominados ventiladores. Los cuales en las incubadoras de huevos suelen ir incorporados en la misma caja. Con ellos se consigue una renovación constante y a voluntad del aire en el interior de la incubadora de huevos. Se consigue una entrada de aire nuevo y por otra parte la salida del aire contaminado,  cargado básicamente de CO2.

Pero no solamente se consigue una renovación del aire en el interior de la incubadora de huevos, sino que también se consigue algo tan importante como que la temperatura y la humedad se repartan de manera uniforme por todo el recinto.

Por supuesto que no es suficiente con el hecho de colocar un ventilador en el interior, sino que debemos de tener en cuenta que este tome aire del exterior. Dado que se requiere una renovación del mismo a la vez que una difusión homogénea. No olvidemos que el volteo también incide en los cambios de las condiciones internas de la incubadora.

Convección en una incubadora de huevos

La incubación de los huevos se puede hacer en una incubadora que no tenga ventilador. El principio de su funcionamiento se basa en la diferencia de peso existente entre el aire frío y el caliente. Es lo que se llama circulación natural o por convección, que es como se conoce a este desplazamiento por diferencia de densidades.

En el caso de que se disponga de una incubadora de huevos sin ventilación forzada, para tener una circulación de aire correcta, dispondremos de una agujero en la parte baja y de otro en la superior, diametralmente opuesto. De esta forma se fuerza al aire a realizar un recorrido por toda la incubadora, aprovechando las ventajas de las propiedades fisicas derivadas del cambio de temperaturas.

Pero no todo es tan sencillo como practicar dos agujeros. Hay que comprobar que la circulación sea homogénea y que afecte por igual a todos los huevos que se encuentran dentro de la incubadora. No es fácil que eso ocurra, ya que el aire tiene tendencia a seguir siempre un mismo camino, y siempre optará por el más fácil. La disposición de los huevos a modo de barrera que corten el recorrido influirá en que el aire pueda repartirse de una forma más homogénea. Y nada mejor para ello en una incubadora de huevos, que forzar la ventilación.

Accesorios para incubadora de huevos y ventilación

2 comentarios en «Incubadora de huevos y la ventilación»

  1. Me llamo Rene y deseo me informen por favor:sobre el funcionamiento de las incubadoras antiguas que consisten en una gran caja(aislada) con las bandejas de huevos en su interior y exteriormente alimentadas con un mechero a gas envasado (licuado) ya que esta garrafa duraba los 21 días de incubación, el mechero calentaba un reservorio de bronce conteniendo agua(preferentemente destilada) ahuecado del cual salía un ramal que rodeaba todo el perímetro interior, retornando el agua al reservorio, este reservorio tiene una tapa móvil con un balancín, había dos platitos de bronce unidos por sus bordes que contienen éter ,al dilatarse por exceso de temperatura la tapita se levantaba y dejaba escapar algo de calor para no sobrepasar los 37 grados C,cada tanto había que agregar algo de agua para reponer la que se perdía por evaporación para mantener un cierto nivel, mi punto de interés es cómo se produce la circulación de agua en forma natural,también había un gran termómetro 98,6 grados fahrenheit (37 grados Celsius o centígrados) algún croquis, foto al respecto, no contenía ninguna bomba ni mecanismo que hiciera circular el agua, desde ya agradezco su atención y respuesta que aguardo

    Responder
    • Buenas tardes René,

      ante todo disculpa la tardanza en contestar y agradecer el que nos hagas esta consulta.
      En primer lugar deja que te aclaremos, que no somos expertos en incubadoras de las carácteristicas que nos mencionas.
      Sin embargo, sería de gran ayuda el que pudiésemos tener alguna otra referencia o fotografía, para saber de qué modelo se trata.
      Por lo que nos comentas, se trata de un serpentín por donde circula el agua que ha sido previamente calentada con un mechero.

      El foco de calor estará situado en la parte más baja del mencionado serpentín, de tal forma que obliga al agua a circular por convección. Se basa en la propiedad física de la densidad del agua. Al calentarse disminuye la densidad y tiene tendencia a subir, empujando a la más fría. Lo cual genera una circulación continua del fluido, lo que se denomina una corriente convectiva. Transmitiendo el calor hacia las zonas más frías.

      A grandes rasgos esa es la forma en la que se produce la circulación del agua en el serpentín.

      Esperamos haber podido contribuir con este modesto comentario, a aclarar tus dudas.
      No dudes en contactar si lo crees oportuno.
      Hasta pronto

      Responder

Deja un comentario