Huevos para incubar

Huevos de oca para incubar

Los huevos de oca para incubar, es una de las tareas que los avicultores aficionados nos tomamos con más interés. No son una tarea demasiado complicada, pero sí que requiere de un mínimo de conocimientos, adquiridos por experiencia o a través de la lectura, que nunca es igual.

Con este artículo el segundo de la saga, de la trilogía de la incubación de los huevos de oca, esperamos aportar un poco de ayuda a esta maravillosa afición.

Alimentación para las ocas durante la fecundación

La puesta supone un consumo extra de energía y nutrientes que hay que reponer y para ello es necesario :

  • Suministrar aporte adicional de calcio
  • Complemento alimenticio, antes y durante la puesta sin complementos se desmineraliza
  • Agua abundante, fresca y limpia
  • No suministrarles pan ,demasiado rico en lipidos y azúcares

Defectos que puede provocar una deficiente alimentación en las ocas durante la puesta

Teniendo en cuenta que mientras dure la incubación apenas comerá, y teniendo en cuenta que la puesta supone un consumo extra de energía y nutrientes. Si no cumplimos con los puntos anteriormente mencionados se puede producir:

  • Perdida del color del plumaje
  • Decoloración de las patas
Pero si todo eso puede ser una cuestión de estética si que hay otro factor importante que no se puede obviar, y es el de la desmineralización. Puede ello provocar una parálisis, debido a las deformaciones tanto del peso provocado por el macho como por el peso de los huevos transportados.
Ello puede provocar una desatención hacia los huevos y rechazar la incubación.

Qué huevos deben de ser seleccionados para ser incubados

En la mayoría de los casos se suelen poner a incubar todos los huevos que los reproductores han sido capaces de producir. Sin embargo conviene tener presentes una serie de condiciones con el fin de evitar problemas.

 

En cuanto a reproductoras

  • Que estos sean sanos
  • Bien desarollados
  • Con madurez sexual
  • Compatibilidad entre los reproductores
  • Exentos de estrés durante la fecundación
  • Alimentación adecuada para reproductoras
  • Evitar la endogamia.

En cuanto a los huevos

  • Evitar huevos demasiado grandes, ya que dificultan la eclosión y demasiado pequeños dado que producen pollitos pequeños.
  • No utilizar huevos con las cáscaras agrietadas o excesivamente finas. Dificultan la retención de la humedad, por lo que los embriones no se desarrollan correctamente y por otra parte facilitan la entrada de enfermedades.
  • Rechazar los huevos con deformaciones excesivas. Dificulan volteos adecuados
  • Utilizar huevos limpios. No hay que lavarlos, ni limpiarlos con drapos húmedos, con ello lo único que se hace es eliminar la cutícula, capa protectora, ver componentes de las cáscara del huevo, exponiendolo a contaminaciones externas. Con la acción de frotar se está presionando a las bacteria a entrar en los poros de las cáscara.
Huevos sucios de oaca

Conservación de los huevos de oca antes de incubar artificialmente

La única diferencia entre incubar de forma natural o artificial será la cantidad de huevos a reservar, si es de forma natural quizás doce huevos son suficientes. Sin embargo de forma artificial el límite lo pone las ocas con su puesta y la capacidad de la incubadora. En cualquier caso deberá atender una serie de precauciones si los huevos los mantenemos durante  dos semanas antes de la incubación. A partir de la tercera semana, los resultados de una eclosión con éxito pueden ser menores. 

  • Recoger los huevos diariamente con la máxima frecuencia, incrementandla si la temperatura en el exterior supera los 28ºC
  • Aunque un huevo sucio podría ser incubado, no es conveniente guardarlos sucios para la espera
  • Conservarlo entre 10ºC – 12ºC ºC
  • Con humedad del 75%
  • Guardar con la punta del huevo hacia abajo
  • Si tienen que guardarse más de 5- 6 días, gire los huevos al menos un par de veces al día, hasta su incorporación en la incubadora
  • Guardar para incubar siempre los más nuevos
Esta sería la conservación recomendable para una buena conservación, sin embargo estamos seguros de que cada uno tiene una experiencia personal con la cual nos tira por el suelo toda nuestra argumentación. Como el caso de Ismael avicultor aficionado de oca china, quién nos contaba que guardó los huevos de sus ocas durante 30 días a unos 17 ºC, hasta que los puso a incubar.  

2 consideraciones importantes

Guardar los huevos para incubar al margen de las consideraciones anteriore, también conviene tener muy presente:
  • No almacenar los huevos durante más de 6 o 7 días, ya que las posibilidades de una incubación con éxito bajan por cada día que se sobrepasan. 21 días después de la puesta las posibilidades caen casi a cero.
  • Antes de entrar los huevos en la incubadora, permita que se calienten a temperatura ambiente. Tengamos en cuenta que pasar de los 10 – 12ºC recomendados a los 37ºC necesarios para la incubación, provocará una condensación en la cáscara del huevo, provocando la proliferación de humedades y reduciendo las posibiliades de eclosión.

Control de los huevos de oca para incubar artificialmente

Durante el almacenamiento del  huevo antes de la  incubación y durante , se recomienda, identificar los huevos con un número  el cual recogeremos en un cuadro con los siguientes datos,
  • Cruz para saber el inicio de la rotación
  • Flecha para saber la dirección
  • Fecha de puesta
  • Control de peso cada 3 o 4 días
  • Trazado de la curva del control de peso
  • Reproductores
  • Días guardados antes de incubación
  • Tº C y Humedad antes de la incubación
 

Deja un comentario