Alimentación de las gallinas ponedoras

Alimentación de las Gallinas ponedoras

Los cuidados en la alimentación de las gallinas ponedoras, no difieren demasiado, salvo los ponederos, de los que prestaríamos a cualquier otra ave de corral.

Ahora bien si hay que ser rigurosos, y en este caso, dado el suplemento de esfuerzo que realizan a diario, hay que tener algunas consideraciones con ellas. Es indispensable que se desarrollen en un hábitat lo más adecuado y confortable posible. Pero sobre todo agua y alimentación tienen que estar sujetos a una vigilancia continua.

 

Alimentación de las Gallinas ponedoras:contenido

Nadie pone en duda que el agua es el elemento indispensable para alimentar las gallinas ponedoras. Hasta el punto de llegar a reducir su puesta a la mínima expresión, no sólo ante su falta, sino si esta no es de buena calidad.

Tanto su forma de suministro como la temperatura y en general su calidad es fundamental que  produzcan huevos  en buenas condiciones.

La calidad del agua para las gallinas ponedoras

La calidad del agua se circunscribe en dos puntos muy concretos

Factores que influyen en la calidad del agua

  • Bacterias, indica que el agua está contaminada por material orgánico.
  • Química, elementos como nitritos, nitratos, provenientes de contaminaciones por materias en descomposición, o riego con purines de las granjas porcinas.
  • Dureza, aguas demasiado duras, provocarán depositos de cal en las instalaciones y bebederos dificultando su buen funcionamiento.
  • PH, los valores situados fuera del rango 6,5 – 7,2, deben de ser analizados.
  • Materiales en suspensión. Provocan turbidez.
  • Minerales, si se encuentran en cantidades excesivas.
Todo ello debe de ser comprobado y solucionado si se detecta algún factor de los anteriormente mencionados.

La alimentación de las gallinas ponedoras

Cada etapa en el ciclo de vida de una gallina ponedora está sujeto a un determinado tipo de alimentación. Lo que se llama una alimentación balanceada. Especialistas en nutrición avícola y concretamente en la que concierne a las gallinas ponedoras, estánen constante investigación, para poder suministrar el pienso en las mejores condiciones, de rentabilidad.
Tanto es así que recomiendan cambiar la alimentación cada 10 semanas de vida para mejor adaptarlas al ciclo vital.

A pesar de que existen sospechas de la utilización de hormonas, lo cual desmentimos en nuestro artículo, el pollo tiene hormonas, no es menos cierto que entre otras causas junto con la alimentación la genética es la causante de la transformación del sector, tal como indicamos en las gallinas ponedoras:la genética. Pero sin lugar a dudas el control de la alimentación a dado un salto cualitativo que nos permite obtener mejores resultados si va acompañada de una dosificación y entorno adecuados.

La alimentación de la gallina ponedora requiere que sea equilibrada en función de su actividad principal, en las distintas fases de su vida. Ciertamente no será lo mismo la ingesta diaria de nutrientes a las 8 semanas que a las 42 de vida y en plena puesta .  Una buena adecuación de la alimentación será determinante para tener no tan sólo una mayor cantidad de huevos, sino que una mejor calidad. 

Para una alimentación generalizada podeís ver Comida para las aves de corral.  Pero las gallinas ponedoras requieren de algunas ayudas, dado el gran desgaste al que están sometidas.

Cuando tenemos que decidir sobre la alimentación de las gallinas ponedoras, básicamente tenemos  2 opciones

  1. Alimentación con piensos adecuados a cada período
  2. Alimentación con pienso, tal y como hemos visto en comida para las aves de corral y reforzado con otros nutrientes

Alimentación adecuada a cada período

La vida  de las gallinas ponedoras podríamos dividirla  en 5 períodos :

Período 1 

Sem. 1 a 6

  • Crecimiento
  • Sin producción

Pienso de inicio

Período 2 

Sem. 7 a 18

  • Crecimiento
  • Sin producción

Pienso de crecimiento

Período 3

Sem. 19 a 42

  • Producción ascenso
  • Tamaño ascenso

 

Pienso ponedoras aminoácidos y proteínas

Período 4 

Sem. 43 a 62

  • Peso cuerpo ascenso
  • Producción descenso
  • Tamaño ascenso

Pienso ponedoras proteïna en descenso

Período 5

Sem. 63  hasta fin de vida productiva

  • Peso cuerpo ascenso
  • Producción descenso
  • Tamaño ascenso

Pienso ponedoras menos necesidad de proteïna

Deficiencias en la alimentación de las gallinas ponedoras

Somos conscientes de que la alimentación de las gallinas ponedoras tiene que ser equilibrada. En composición y en la cantidad que les suministramos. Pero conocemos cuales son las consecuencias de alimentar a nuestras gallinas deficitariamente ? Algunos componentes  influyen directamente  en el tamaño, la cantidad y la calidad de los huevos. Los granjeros experimentados son buenos conocedores de ello. Pero para los que no lo somos tanto veamos algunos de esos factores.

Nivel energético

Una alimentación con deficiencia energética, da lugar  a gallinas con menor peso , ello comporta que los huevos también lo serán. Con caídas en la producción muy acusada una vez alcanzado el pico máximo.

Podemos asegurar que en primer lugar lo que se ve afectado es el peso de la gallina y finalmente el tamaño del huevo.

Calcio

Cuando se produce una deficiencia en la alimentción por falta de calcio, en una gallina joven, es muy probable que los efectos no se manifiesten al inicio de la puesta. Pero sí al final en donde los huevos tendrán una cáscara más fina y con fisuras.

 Asimismo, aves descalcificadas pueden dar lugar a una menor producción de huevos en los períodos iniciales, con una mayor incidencia de días de pausa en la producción, en los cuales el ave trata de recuperarse.

El calcio interviene en la formciñon del esqueleto y de las cáscaras de los huevos. Un huevo se calcula que contiene 2 gramos de calcio, por lo que se puede deducir la importancia que tiene en la alimentación de las gallinas ponedoras.

Como el resto de seres vivos el primer lugar en donde se incorpora el calcio es en los huesos y si les sobra lo utilizan para la confección del huevo. Si la dosis es baja se producirán dos problemas, 

  • Descalcificación de los huesos del esqueleto
  • Huevos con la cáscara muy fina.

Algunos autores cifran en 4 gramos por día y ave las necesidades diarias de calcio en la ración. En la actualidad se utiliza carbonato calcico. Este debe de suministrarse al atardecer, ya que es cuando se inicia la formación del huevo, de tratarse de gallinas ponedoras que campan libres, las mismas gallinas se encargan de tomar el calcio directamente del suelo.

Proteína

Las funciones desempeñadas por las proteínas son variadas. ya que forman parte de la estructura primaria de los tejidos, piel, tendones, musculatura en cuanto a la estructura de la gallina se refiere. también en cuanto a la formación del huevo se refiere, la albumina y la yema son los principales receptores de las proteínas. Pero no se queda ahí la función que ejercen sino que complementan otras funciones metabolicas y reguladoras del organismo. Como también forman parte del sistema inmunitario y del código genético.

Hay que ser prudentes en el aporte de proteínas, ya que puede ser perjudicial, tanto el exceso como el defecto. 

  • El exceso puede provocar un incremento de las bajas. El exceso de aminoácidos no se puede almacenar, su descomposición provoca amoníaco que pasa al corriente sanguineo, siendo un compuesto de alta toxicidad.
  • Su defecto provoca una disminución en el consumo y por consiguiente descenso de la producción

Fuentes de proteína son , las lombrices de tierra, gusanos de harina, babosas, caracoles y algunas semillas como las de calabaza, melón, sandía.

Metionina

Son varias las importantes funciones que se le atribuyen a la metionina en la nutrición de las gallinas ponedoras. Sin embargo la que se reconoce como la principal, es la de sintetizar las proteínas. Que son depositadas en los tejidos, las plumas y en el huevo.

La metionina es un aminoácido esencial, lo cual significa que no la produce el cuerpo y tiene que ser absobida a través de la alimentación.

Un bajo nivel de metionina, no afecta a la cantidad de huevos pero sí que lo hace sobre el tamaño de los mismos.

Los niveles de metionina requeridos para una alimentación equilibrada, no pueden ser aportados de forma natural con los ingredientes de la composición del pienso. Por consiguiente hay que añadirla.  

 

Grasa añadida

Al igual que la metionina, la falta de grasas, influye en el tamaño del huevo pero no en la puesta. La adición de ácidos grasos insaturados se depositan en el huevo.

El ácido linoleico, cuya semilla es la linaza es un ácido graso esencial de la serie omega 6 que el organismo no puede crearlo y tiene que ser adquirido a través de la dieta.

Una buena disposición de los comederos es indispensable, no sólo para una distribución regular de la comida para las gallinas, sino para que se realice en las mejores condiciones de salubridad. para ello te aconsejamos ver comederos para gallinas y aves de corral, te exponemos algunas ideas de como afrontar la instalación más adecuada para atender mejor  la alimentación de las gallinas ponedoras.

Deja un comentario